All for Joomla The Word of Web Design

Vida y obra de San Antonio María Zaccaria

Antonio María Zaccaria nace en Cremona, Italia, a fines de 1502. A los pocos meses fallece su padre, Don Lázaro Zaccaria, dejando a una viuda de 18 años de edad -Doña Antonieta Pescaroli- que se entrega por completo a la educación y cuidados de su hijo.

Se cuenta que un día de invierno, cuando Antonio aún era un niño, regaló a un mendigo su capa de terciopelo. Esto a causa de la excelente instrucción cristiana que le estaba dando su madre.

Entró a los 15 años a la Universidad de Pavía, donde cursó Filosofía. Posteriormente, terminados sus estudios a los 18 años, decide irse a estudiar Medicina en la prestigiosa Universidad de Padua, de donde egresa laureado como Doctor en Medicina a la edad de 22 años.

Su fervoroso espíritu apostólico encuentra su primer cauce y desahogo en la práctica de la medicina y la labor de catequista de niños, jóvenes estudiantes, matrimonios y Propagandistas de la “Acción Católica” en la Iglesia de San Vidal en Cremona. Funda los “Grupos de Amistad”, basados en la intensa vida de oración y fuerte dinamismo apostólico a ejemplo de San Pablo.

En poco tiempo transforma su ciudad. La gente quería escuchar “al Ángel de Dios”. Por esto, la misma gente levanta una columna en su honor que dirá: “Al Ángel en carne y Padre de la Patria”.

La voluntad de Dios lo lleva por un nuevo camino. Tenía cumplidos los 26 años de edad cuando después de nuevos estudios -ahora en Teología- es ordenado Sacerdote en 1528, transformándose en uno de los más esforzados Reformadores del siglo XVI. En tan grande tarea se dedica al estudio de las cartas del Apóstol San Pablo, al amor a Cristo Crucificado y, al culto y devoción a la Eucaristía, los que se transforman en su escudo de armas.

Tal fue el arrastre de Antonio, que no tardó mucho tiempo en que se le acercaran adeptos. Con algunos de ellos, bajo el influjo paulino, fundan a los Clérigos Regulares de San Pablo, más conocidos como Padres Barnabitas, en el año 1533. Más adelante, en 1535, funda a las Madres Angélicas de San Pablo, al tiempo que también muchos matrimonios se le acercan para pedirle dirección espiritual, con ello da inicio a los primeros Movimientos de Espiritualidad para matrimonios (Laicos de san Pablo).

De su ferviente devoción a la Eucaristía, da inicio a las “40 horas de Adoración al Santísimo Sacramento”.

Nunca dijo: “Basta”. Transmitió a todos los que se le acercaban: “Corred como locos, no sólo hacia Dios, sino también hacia los prójimos”.

Lamentablemente su vida se empezó a consumir como una antorcha a corta edad. Fallece a los 36 años entre los brazos de su madre, en la casa que le había visto nacer en Cremona. Era un 5 de julio de 1539. Llevaba sólo 11 años de sacerdocio, pero dejaba obras e instituciones que han permanecido en el tiempo.

El 27 de mayo de 1897, Su Santidad, León XIII lo proclama Santo, en la Basílica de San Pedro.

Dentro del Pontificado de S.S. Paulo VI (1963 –1978) es declarado Patrono de los médicos.

Hoy su cuerpo reposa en la Iglesia dedicada a San Pablo y San Bernabé – Casa Madre de la Orden – en Milán, Italia. Aquí su cuerpo se encuentra a la vista de los feligreses en una urna de cristal, la cual es visitada por gran cantidad de peregrinos, ya sea para su veneración, para pedir su intercesión, dar gracias por algo solicitado o simplemente por querer conocer al Santo Médico y Sacerdote cremonés.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password